Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

En verano, y aprovechando que la situación lo permitía, jugamos una sala que abría nuestra ruta estival por tierras vascas. Se trataba de Leyendas de Sleepy Hollow de Leyendas de Sleepy Hollow, en Bilbao. Como veréis, comenzamos fuerte nuestro viaje.

¿Y lo mejor? Aún nos quedarían salazas como La mansión Crowell 1 y 2, de la empresa del mismo nombre, las dos salas de Dino rising experience (Dino azul Dino rojo) y Bilbwarts de Bilbwarts.

80

MINUTOS

2-6

JUGADORES

GÉNERO

género sobrenatural

DIFICULTAD

Dificultad 3

3 SOBRE 5

TERROR

nivel 1 terror

1 SOBRE 5

HISTORIA

La historia de Sleepy Hollow y el Jinete sin cabeza es bien conocida en la literatura popular. Ichabod Crane, policía de Nueva York, es enviado a Sleepy Hollow para resolver una serie de  asesinatos donde las víctimas son siempre encontradas sin cabeza (decapitadas, vaya).

La leyenda local cuenta que los asesinatos son realizados por un fantasmal jinete sin cabeza que ronda los caminos cercanos a la población por la noche, quizás buscando su cabeza para así poder descansar en paz.

Ahora, Ichabod ha desaparecido, y os toca continuar con su investigación. Deberéis descubrir qué le sucedió y encontrar la cabeza del jinete para acabar con la maldición que pesa sobre Sleepy Hollow.

INMERSIÓN

Antes de entrar en la sala os recomendamos que dediquéis un momento a admirar la fachada del local; está fantásticamente tematizada. Podéis sacaros alguna foto, aunque la que os harán al final del juego (si es que salís con vida de allí), se hace en el mismo lugar; la fachada del local.

La inmersión comienza desde que entramos en la sala. La game master nos recibe caracterizada como una de las ciudadanas de Sleepy Hollow, y nos presenta los antecedentes. Quizás, por poner pegas, se podría jugar más con la historia y desarrollar un personaje específico para el game master en este punto, ya que después será ella quien nos dé las pistas por walkie durante el juego.

Sobre la ambientación no tenemos queja. El local es grande y está bien decorado, desde el recibidor hasta la última de las estancias. Aunque, eso sí, pasamos algo de calor en su interior, y es algo que podría mejorarse. Por lo demás, tanto los objetos como los juegos están tematizados. Los fans de la película podrán encontrar varias referencias a esta en su interior.

JUEGO

Nos habían advertido de que, en las salas del País vasco, la cantidad de puzles era muy elevada. Pues bien, en el caso de Leyendas de Sleepy Hollow era cierto. La sala es grande, con muchas estancias y mucho juego, de modo que vais a tener trabajo que hacer. Además, no es lineal, de modo que deberéis guardar las cosas que encontréis, o al menos recordar dónde están. Tenemos una unión perfecta entre candados y mecanismos.

Respecto a la fluidez, podemos decir que, en general, es muy correcta, pero que hay dos puntos que le restan esta sensación de estar haciendo siempre cosas al juego. En uno de ellos, al principio, dos de vosotros tendréis vuestros movimientos limitados y, después, casi hacia el final, habrá un puzle que, por espacio, solo podrán hacer dos o tres personas.

CONCLUSIÓN

Leyendas de Sleepy Hollow de Leyendas de Sleepy Hollow (Bilbao) es una sala de obligada visita si estáis en la ciudad. El espacio y la cantidad de juegos es ideal para grupos de hasta seis personas (nosotros, siendo cuatro, estuvimos muy activos).

No se trata de una sala de terror ni con actores, y es apta para todos los públicos. La decoración está bien pensada, incluso en su fachada, y saldréis de ella con la sensación de que habéis hecho muchas cosas.

Foto de «Leyendas de Sleepy Hollow» de Leyendas de Sleepy Hollow (Bilbao)
Gráfico de «Leyendas de Sleepy Hollow» de Leyendas de Sleepy Hollow (Bilbao)

NOTA MEDIA

8,10

Otros jugadores opinan:

Aita Esteban Pernet Kalea Numero 16 – lonja, iz, 48004 Bilbao, BI
www.leyendasdesleepyhollow.com
leyendash@hotmail.com
680713849

Transporte público: Metro Santutxu (al lado)

Aparcamiento: se aparca bien cerca de la sala.

Ir al contenido