Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Álava

Alicante

Murcia

Bizkaia

Toledo

Madrid

Valencia

Málaga

Como fans de los videojuegos, sentimos una especial devoción por la saga de Silent Hill. Por eso, cuando nos enteramos de la existencia de Colegio Midwich de Silent Town (encima con el sello de Mad Mansion), poco tardamos en saber que iríamos a jugar esta sala.

Ya que habíamos planeado la ruta por el norte, metimos esta maravilla entre las salazas que nos esperaban. Pero ¿seríamos lo suficientemente valientes como para soportar el terror que nos esperaba? Bueno, para qué engañarnos, después de Tú también flotarás de Mayto Kingdom (también de Mad Mansion) y obras maestras similares, ya íbamos un poco más curados de espanto. Aun así, que no os engañe, esta sala tiene momentos muy tensos.

120

MINUTOS

2-6

JUGADORES

GÉNERO

género retro

DIFICULTAD

Dificultad 3

3,5 SOBRE 5

TERROR

nivel 4 terror

4 SOBRE 5

HISTORIA

En esta historia tomaremos el papel de unas personas que han tenido un accidente en la carretera del norte de Westbrook. Al parecer, una niña se ha cruzado en el camino y hemos tenido que dar un volantazo que nos ha dejado el coche en no muy buen estado.

Sin saber muy bien cómo, acabamos en la siniestra ciudad de Silent Town… y empieza vuestra pesadilla. Todo es confuso, oscuro y parece que estamos solos. ¿Podremos escapar con vida de este terrorífico lugar?

INMERSIÓN

Siendo fans de Silent Hill, íbamos con una lista de elementos que queríamos encontrar en esta sala, y tenemos que decir que los encontramos todos. De hecho, cuenta con una ambientación que va de menos a más y que al final logra llevar a escenarios increíbles que fácilmente dejan con la boca abierta. La música (muchas piezas las reconoceréis si sois adictos a estos juegos) hace que meterse de lleno en la historia sea una cosa sencilla y la luz está perfectamente adaptada para poder jugar con la atmósfera característica de la saga. Simplemente, una pasada.

El papel de los game masters también fue un puntazo que debemos destacar. No solo dieron caña, sino que también supieron darles seguridad a los jugadores más miedosos y hacerles pasar una velada increíble. Es más, no os vamos a engañar, ellos mismos han dicho que ha sido una de sus salas favoritas de la ruta. Siempre decimos que el terror es muy relativo, pero en este caso los game masters fueron de matrícula de honor. Además, luego tuvimos una charla postjuego maravillosa y nos enseñaron muchas curiosidades de la sala (tanto de esta como algunos easter eggs de otras salas de Mad Mansion). Trabajazo.

En el tema de las pistas, estos se adaptaron a la perfección a nuestro tipo de juego. No obstante, en algunas ocasiones, como la música estaba muy alta, nos costaba escuchar bien lo que los game masters nos tuvieran que decir. Pero bueno, quitando ese pequeño detalle, no tenemos queja alguna.

JUEGO

Ahora pasemos a hablar de la fluidez. Al igual que pasa con la ambientación, va de menos a más. Tiene un inicio un poco lento para algunos jugadores (ya entenderéis por qué), pero al final coge un ritmo sorprendente mientras combina momentos de película con otros al más puro estilo sala de escape, que es a lo que hemos venido.

El esquema de la sala es una mezcla de juego lineal con no lineal, y encontraremos puzles de todo tipo. Ya os avisamos de que hay mucho trabajo por delante (por algo son dos horacas de juego), por lo que no os durmáis en los laureles u os quedaréis a vivir en este pueblo terrorífico cuyos habitantes no son Ned Flanders precisamente.

Nosotros jugamos 5 personas y la verdad es que no tuvimos la sensación de molestarnos en ningún momento. Además, el juego cuenta con espacio para poder jugar sin problema un grupo grande, así que podéis estar tranquilos si sois 5 o 6 jugadores.

Ahora vamos con lo que todos nos habéis preguntado: ¿da mucho miedo? Como siempre os decimos (somos peor que un disco rayado), el miedo es subjetivo, por lo que es muy difícil de valorar. No obstante, existen unos parámetros que se pueden aplicar a cualquier experiencia de terror. Seáis miedosos o no, hay detalles que objetivamente dan miedo, y en esta sala hay varios. Eso no quita que nuestros gaticos más miedosos pudieran jugarla bien, quizá por ser fans de la saga y encontrar referencias que les ayudaban a continuar, aunque fuera por mera cusiosidad.

Ya os avisamos de que no es un terror extremo y que los game masters harán lo imposible para adaptarse siempre al jugador, por lo que por ese punto podéis estar más tranquilos. En cuanto a los fans del terror, creemos que encontraréis una sala que seguro que os flipará.

CONCLUSIÓN

En conclusión, Colegio Midwich de Silent Town es una salaza con todas las letras, inspirada en el mundo de Silent Hill. Si te gusta esta saga de videojuegos, el viaje a Basauri está más que justificado, ya que os dejará con los dientes largos en más de una ocasión por todos los detalles que hay dentro de ella.

Y si tenéis esa pregunta en mente, «¿Y si nunca he jugado Silent Hill?»… Id de todos modos. Os encontraréis ante una sala increíble que estamos seguros de que no os decepcionará (aunque siempre podéis ver la peli, que se acerca mucho a lo que viviréis en esta sala). Totalmente recomendada.

«Colegio Midwich» de Silent town (Basauri)
«Colegio Midwich» de Silent town (Basauri)

NOTA MEDIA

9,36

Otros jugadores opinan:

Logo de TripAdvisor

C/ Foruak, frente al Nº4
https://www.silenttownbasauri.com/
info@silenttownbasauri.com
639 386 777

Transporte público: Está cerca la estación de tren Bidebieta-Basauri.

Aparcamiento: Cuesta un poco aparcar por la zona. Es mejor ir con tiempo para asegurarse llegar puntual.

Ir al contenido