La gente de The darkest room, a través de lo que ellos llaman su «nueva marca matriz» Olmet games, se ha pasado al modo online y nos ha traído Elfos al rescate, un nuevo juego que acompaña mucho a la época en la que estamos.

No es la primera sala de esta empresa que jugamos. Hace tiempo hicimos una de sus salas físicas en Madrid, así que, si queréis saber qué otra experiencia tenemos con ellos, aquí os dejamos su reseña: La revolución de los murciélagos.

60

MINUTOS

3-6

DISPOSITIVOS

GÉNERO

género fantasía

DIFICULTAD

Dificultad 2

2 SOBRE 5

PERSPECTIVA

perspectiva tercera persona

3ª PERSONA

HISTORIA

El señor rechoncho de rojo es grupo de riesgo, así que este año ha querido ser una persona sensata y no salir de casa ni por Navidad. Sin embargo, es también una persona muy responsable, así que ha escogido a unos pocos de sus elfos para que hagan su trabajo y lleven felicidad y regalos por todo el mundo.

Es una pesquisa muy divertida, y lo cierto es que el juego acompaña por lo general.

INMERSIÓN

Esta sala tiene dos modalidades: el modo integrado y el modo avatar. Nosotros jugamos este segundo, a pesar de que el modo integrado es, como bien dice su nombre, mucho más inmersivo. En el que jugamos simplemente hacíamos videollamada y escogíamos un personaje basándonos en su nombre (muy ingeniosos, por cierto), pero el modo integrado permite descargar una serie de elementos para, mediante la aplicación de Zoom, vernos caracterizados nosotros mismos como los elfos.

Nosotros descartamos esta idea tras algunas pruebas, puesto que nos pareció algo farragoso que disparaba el tiempo necesario para simplemente empezar a jugar.

Tanto los elementos del juego, pistas e introducción de soluciones se juegan a través de su página web, usando la videollamada como forma de comunicarnos con nuestros compañeros.

Además, tenemos la opción de jugar con o sin game master. En el modo con game master, interactuaremos con él y nos dará las pistas. En el modo sin, podremos pedirlas a través de la página del juego. Creemos que el como con game master podria enriquecer más la experiencia ya que tener un actor contigo hace que te metas mucho más en situación.

JUEGO

Debemos decir una cosa en este apartado. El número de puzles es muy limitado. Son cinco nada más, y están puestos de forma que es muy lineal. Sin embargo, tiene una cosa muy bien aprovechada: en todos es necesario la cooperación entre todos los jugadores. De hecho, si sois menos de seis jugadores, alguien deberá tener más de un personaje, porque son todos esenciales para resolver todo.

A través de vídeos, la mayoría sin sonido, tendréis que descubrir qué ocurre y qué os puede ser útil para resolver los enigmas. El concepto es muy interesante, y lo cierto es que, así, se obliga a todos los jugadores a estar activos en todo momento.

Lo único malo que encontramos es el último puzle, por el tipo de juego que es. Ese tipo de rompecabezas, sin hacer spoiler, nos encanta, pero reconocemos que no es muy práctico para un grupo. Hablamos de un tipo de puzle que es mucho más sencillo y disfrutable si lo hace uno solo tranquilo y concentrándose en ello. Intentarlo hacer en grupo puede frustrar a algún jugador si no está acostumbrado a ello.

Por todo esto, en general tenemos una fluidez bastante elevada que hace el juego simpático, pero llegados a este punto, esa fluidez cae un poco.

CONCLUSIÓN

En resumen, Elfos al rescate de Olmet games (o The darkest room, para que lo reconozcáis) es un juego online que puede ser ideal para jugar en familia, siempre y cuando los menores estén acompañados, dada la dificultad de algunos puzles y la continua necesidad de cooperar.

En líneas generales, tiene un tono simpático y navideño que acompaña a la historia que se nos cuenta, pero sí es cierto que no le hubiera ido mal una o dos pruebas más para que la aventura fuera más redonda. Creemos que a los más peques les puede hacer especial gracia.

Elfos al rescate de The darkest room

Otros jugadores opinan:

Ir a Elfos al rescate online

Ir al contenido