“La celda de los Gángsters” / Scavenger Escape Room (Madrid)

Salimos tan contentos de Aventura en Egipto que directamente preguntamos si nos hacían hueco para La celda de los Gángsters, y el amable equipo de Scavenger nos lo tuvo listo en menos de quince minutos. Solo podemos decir que os preparéis para jugar una sala diferente.

Repasemos el tema de la ubicación. La sala está muy cerca del Metro de Tribunal (líneas 1 y 10). Es la opción que os recomendamos, porque aparcar por ahí está muy difícil si no vais a un parking de pago. En autobús también se puede llegar en las líneas 3, 40, 147 y 149. Algo muy interesante de la zona de Tribunal es la gran cantidad  de bares y opciones de comida que tendréis para después de jugar, de modo que, ¡aprovechad!

La introducción al juego es la habitual en Scavenger. El game master nos explicará en la recepción todas las normas que necesitamos conocer para jugar esta sala, además de enseñarnos los candados que podemos encontrarnos. Como indicamos más adelante, nos lanzamos a jugar esta sala sin pensar, por inercia, tras jugar Aventura en Egipto. Es por ello que nos sorprendimos y despertó nuestra curiosidad cuando el game master nos avisó de que esta era una sala diferente, para público adulto. ¿Qué habría dentro?

Tras las presentaciones, nos llevó frente a la puerta de la sala y nos explicó la historia, de la que hablaremos ahora. También nos acompañó durante todo el juego guiándonos con pistas cuando las necesitamos.

La historia de la sala parece la típica de las de estilo mafia, pero ya veremos que hay algo diferente en ella. Nos encontramos en Estados Unidos en los años 20. Pese a las prohibiciones, el juego y la prostitución se abren paso en el mundo de la mafia. Pertenecemos a la banda del mafioso Salvatore Maranzano. Nos enteramos de que su hija se ha visto involucrada en este mundo inmoral, y nuestra misión es adentrarnos en la guarida de la banda enemiga y recuperar cierto material sensible con el que podrían extorsionarla a ella y, por lo tanto, a nuestra banda. Con esta premisa ya nos íbamos haciendo un poco a la idea de dónde nos metíamos, pero no podíamos imaginarnos realmente hasta dónde nos llevaría.

Nada más entrar nos llama la atención la ambientación del juego. La sala cuenta con muchos elementos de decoración serios, como una barra de bar muy interesante, tragaperras, caja registradora… Esto es solamente lo que os llamará la atención al entrar, para ver qué más esconde tendréis que jugar. Pero os vamos avanzando que, en cuanto a elementos, tenemos unos cuantos muy interesantes. Claro está, se acaban mezclando con algún mobiliario más sencillo, pero en general la inmersión es buena. Vais a poder calentar bien esa tragaperras de la que hablamos, y eso nos pareció muy interesante, el hecho de que este elemento funcionase. Como pega, nos gustaría haber visto mejores acabados.

Necesitamos alguna pista para avanzar, pero solamente en la primera parte del juego. Luego se nos dio bastante bien. Las pistas se proporcionan de forma similar a Aventura en Egipto, aunque nos gustó un poco menos cómo estaba integrado el elemento por el cual pedíamos las pistas. Tendremos que acudir a un interfono que hay al lado de la puerta de entrada, y la pista se nos proporcionará por megafonía. Creemos que aquí habría pegado un teléfono de época. En cualquier caso, las pistas fueron muy útiles para avanzar.

Los puzles son de dificultad media. No encontramos grandes mecanismos, aunque sí alguno intercalado entre el resto de puzles, que eran candados. La temática de ellos se adaptaba bien al ambiente de la sala en cada momento (tendréis que jugar para saber qué queremos decir). Nos encontramos con un esquema prácticamente lineal, por lo que os conviene investigar primero y después unir fuerzas para avanzar. En este apartado nos encontramos con algún puzle que, realmente, se sale de lo común. Estamos seguros de que jamás de los jamases habréis utilizado los elementos que esta sala propone en uno de sus juegos para resolver un enigma. Es una sala divertida y, sí, para público adulto, pero precisamente por eso merece la pena probar.

Esta mezcla de candados con algún mecanismo le da buena fluidez a la sala, y proporciona una experiencia de juego intuitiva. Nosotros nos dejamos llevar por la ambientación y los juegos, aunque la historia no avanzó mucho. Solamente nos topamos con dos puzles que nos frenaron un poco, ambos mecanismos que convendría ajustar, pero que no detienen demasiado al jugador.

En resumen, La celda de los gángsters es una sala con una temática algo diferente, pese a lo que pueda parecer al principio. Es ideal para ir a echarse unas risas, ya que su dificultad no es elevada. Como decimos, es una sala para adultos, y además el ambiente de bares y tapas que hay alrededor invita mucho el ir a jugarla y después salir a comentarla. Nosotros salimos sorprendidos.

Duración60 minutos
Género:Mafia
Nº jugadores:2 – 6
Precio:– 2 jugadores 49€
– 3 jugadores 64€
– 4 jugadores 79€
– 5 jugadores 89€
– 6 jugadores 99€
Dificultad:2,5 sobre 5

PUNTUACIÓN:

Celda de los gángsteres

 

NOTA MEDIA: 7,18

OTROS JUGADORES OPINAN:

CONTACTO:

Calle de la palma, 14. Madrid
www.escavengerescape.com/es/madrid
madrid@scavengerescape.com
674 696 575
La celda de los Gángsters (Scavengers Madrid).jpeg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s