“La leyenda del Cadenero” / Baker 221B (Aljúcer, Murcia)

El año pasado fuimos a la primera sala de Baker, La casa de los Vélez, y la verdad es que salimos encantados. Hasta con perspectivas de tener sección china (lamentablemente, eso al final no pudo ser). Por eso, cuando se anunció que abrían su segunda sala, nos buscamos un hueco para hacerla.

La leyenda del cadenero está ubicada en el mismo local que su otro juego, en Aljúcer. Si vais en coche, normalmente lo vais a tener fácil para aparcar. Muchas veces en la misma puerta tenéis hueco y, si no, podéis rodear el local y aparcar por el camino que hay atrás, como hicimos nosotros. Si vais en bus, tenéis las líneas 26 o 28. Y si sois un tanto activos, también podéis andar media hora desde la estación de tren.

Para no faltar a su costumbre, la inmersión empieza al entrar, con una pequeña introducción del Game Master metido ya en su papel. Es ahí donde os cuentan la historia: allá por el año 1500 un mendigo creó las cadenas que rodean la Capilla de los Vélez en la Catedral de Murcia. Al Marqués de los Vélez le encantó tanto su trabajo que no quería que trabajara para nadie más e hiciera algo que eclipsara su reciente obra maestra, así que lo mandó encarcelar y nunca jamás se volvió a saber de él. Volviendo a la época actual, a nosotros nos mandan entrar en la primitiva Capilla para encontrar el material con el que el mendigo realizó las cadenas, pues es más valioso que cualquier otro conocido. No obstante, si no lo conseguimos en menos de 60 minutos pesará sobre nosotros la maldición de la Capilla. ¿Podremos salir indemnes?

Cuando por fin entréis en la sala, os vais a quedar maravillados por su genial ambientación. Es totalmente casera, pero no por ello menos inmersiva. Sí os dará la impresión de estar en una capilla antigua. No es un espacio demasiado grande, sobre todo al principio, pero sí lo suficiente como para que os mováis con comodidad sin molestaros, especialmente si os separáis para hacer los puzles. La única pega que le sacamos a la decoración, por ser quisquillosos, es que el suelo era el original del local, no lo habían modificado y, como había elementos muy currados, habría molado otro tipo de material que nos hiciera meternos 100% en el juego.

En cuanto a los puzles, en esta sala hay poco candado, y la mayoría han sido creados a mano por los mismos dueños, lo cual los dota de mayor encanto y originalidad. De hecho, se veían tan cuidados que casi daba miedo manipularlos, lo cual puede llegar a afectar a la fluidez, que por lo general es bastante alta. Esto, en parte, se debe a que los enigmas son mayoritariamente no lineales. Aunque hay algunos momentos puntuales en los que sí rozan la linealidad, por lo general la sala permite separarse perfectamente en dos grupos y que todos estén haciendo algo en todo momento. Eso sí, para grupos de 4 a 5 jugadores es ideal, para parejas implica no descansar ni un segundo y meterse prisa en resolver todo si se quiere salir a tiempo.

Claro que no todo es turbo. Para cuando nos atasquemos, ahí estará el Game Master, metido en un papel distinto al de la introducción, para darnos las pistas por megafonía. Encontramos las pistas bastante acertadas y precisas, y su personaje te hace meterte más en la historia.

En general, la sala nos encantó. Se nota lo mucho que han aprendido de su experiencia con La casa de los Vélez. Es un juego mucho más pulido y perfeccionado (¡y eso que el otro no estaba nada mal!), muy recomendable para grupos de por lo menos cuatro personas y que ya tengan algo de experiencia. No os preocupéis si no es el caso: sigue siendo asequible, pero recomendamos entonces empezar por su otra sala, que es algo más sencilla.

Duración 60 minutos
Género: Histórica, Cementerio
Nº jugadores: 2 – 6
Precio: 40 – 70 €
Dificultad: 2,5 sobre 5

PUNTUACIÓN:

cadenero

NOTA MEDIA: 8,42

OTROS JUGADORES OPINAN:

tripadvisor 2

CONTACTO:

Avenida del Palmar 380, 30152 Aljucer (Murcia)
https://www.baker221b.es/index.php
info@baker221b.es
683 386 045

153 - La leyenda del cadenero (Baker 221B)