“El escondite del hacker” / Escapeway (Madrid)

¡Los Gatomantes seguimos reseñando para llevar el mundo de las escapes a todas las personas posibles! Hoy toca contar nuestra experiencia en Escape Way Madrid con la sala El escondite del hacker. ¡Id preparando vuestros conocimientos informáticos, que ahora somos hackers!

Como sabéis, Madrid está perfectamente conectado por metro en casi cualquier lugar, por lo que nuestra recomendación es que cojáis la línea de Cuatro Caminos o Ríos Rosas, que os dejan cerca de la sala. Dejad el coche para otra sala que pille más lejos. La zona es muy buena y alrededor encontraréis unos cuantos establecimientos molones por si os adelantáis. Vamos, que la ubicación es estupenda.

La historia nos pondrá en la piel de unos piratas informáticos que deberán entrar en el escondite de un hacker. El motivo de ello es que este ha conseguido cierta información peligrosa de la empresa de seguridad informática B Corp, la multinacional más poderosa del mundo en la que trabajaba. Ahora, el hacker quiere castigarlos por sus fechorías. No obstante, un miembro de la empresa se ha enterado de sus intenciones y la compañía ha decidido que debe eliminar todo su trabajo. Lo bueno es que desapareció antes de que pudieran pillarlo, aunque no sin antes dejar una carta con una serie de instrucciones para que nos pudiéramos infiltrar en su despacho para poder terminar su misión antes de que eliminen todas las pruebas. ¿Seremos capaces de ayudarle?

Creo que no exageramos cuando os decimos que el Game Master nos hizo una entrada apoteósica. Antes de pasar, como siempre, nos explicaron las normas del juego y nos preguntó cuánta experiencia teníamos en los juegos de escape. Hasta aquí bien. La cosa es que, a partir de este momento, y no sabemos cómo lo hizo, enlazó un tema con otro sin que nos diéramos cuenta y terminó introduciéndonos al juego de una manera, como mínimo, curiosa. Todos los que fuimos ese día acabamos impresionados. No es que sea la introducción más inmersiva que hayamos presenciado, es verdad, pero el desparpajo que tuvo no se lo quita nadie. Chapó.

Uno de los motivos por los que decidimos visitar esta sala es porque todas las personas que conocíamos nos habían dicho que gozaba de una ambientación brutal, y hemos de reconocer que no se equivocaban. Nada más entrar, uno se cree al cien por cien que está en la guarida de un genio informático. Además, la sala cuenta con distintos espacios muy diferenciados entre ellos, con gran personalidad y, sobre todo, bien hilados con la trama, haciendo que la experiencia sea aún más inmersiva.

La sala es no lineal, por lo que desde el principio tendréis que repartiros el trabajo para conseguir salir a tiempo. Os advertimos que tiene una dificultad muy elevada, así que sera imprescindible la escucha y el trabajo en equipo. La sala mezcla juegos muy variados, con la particularidad de que son todos mecánicos (algo obvio, dado el tema de la sala). Sin embargo, debido a su dificultad y algún que otro acertijo no del todo claro, la fluidez del juego bajó. Algunas veces nos pasa que a los puzles más mecanizados nos cuesta encontrarles una lógica clara y hubo algún momento en el que habíamos abierto algo, pero no estábamos seguros de qué ni por qué había ocurrido (muchas veces ni siquiera estaba cerca, que suele ser lo habitual), y esto nos sacó un poco del juego.

A lo largo de nuestra aventura tuvimos que pedir alguna que otra pista y en este punto también tuvimos algún problema. Estas se daban a través de una pantalla y nos hizo mucha gracia escuchar sonidos informáticos cuando las daba, ya que todos acudíamos como locos a la pantalla para ver qué nos tenia que decir el Game Master. Lo malo fue que más de una vez nos quedamos sin saber qué hacer con ellas. No nos parecían muy claras y, aunque no queremos que nos digan el resultado directamente, hubo alguna que no nos sirvió demasiado, sobre todo porque nos decía cosas que ya habíamos resuelto. Eso al final resta en la sensación general.

La verdad es que disfrutamos la experiencia que ofrecía El escondite del hacker. Tiene juegos muy divertidos, una ambientación de película y una historia bastante curiosa. A pesar de los pequeños problemas que pudimos tener, nos pareció una sala muy desafiante, ideal para jugadores que buscan un reto difícil de conseguir. No podréis ni respirar un segundo si queréis evitar que el cronometro llegue a 0. ¡Si os gustan los juegos tecnológicos, esta es vuestra sala! Y si sois más de calzaros las botas de aventureros, no os perdáis su otra sala, La maldición de la calavera de cristal.

Duración 60 minutos
Género: Tecnológica
Nº jugadores: 3 – 7
Precio: 58 – 106 €
Dificultad: 4,5 sobre 5

PUNTUACIÓN: 

 

hacker

NOTA MEDIA: 8,00

OTROS JUGADORES OPINAN:tripadvisor 2

CONTACTO:

Calle de María de Guzmán, 1, 28003 Madrid
www.escapeway.es
escapewayentertainment@gmail.com
911 721 614
633 630 303

33576396_203873210269130_9043995089969348608_n.jpg

2 comentarios en ““El escondite del hacker” / Escapeway (Madrid)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s