Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

Mientras decidíamos qué salas hacer en la ruta, allá por mayo, descubrimos que Action House iba a remodelar sus salas para darles una vuelta de tuerca lo suficientemente impresionante como para querer jugarlas de nuevo, aun habiendo hecho la versión antigua. Por cuestiones de la vida, nunca habíamos llegado a hacerlas, así que en esta reseña os ofrecemos la visión de alguien que solo ha jugado la nueva, sin comparaciones.

60

MINUTOS

2-6

JUGADORES

GÉNERO

género no sé Rick

NO SE RICK…

DIFICULTAD

3 SOBRE 5

TERROR

nivel 0 terror

0 SOBRE 5

HISTORIA

La verdad es que de la historia cuanto menos sepáis mejor. Es una de esas salas que mejor dejar que os sorprenda. Además, la descripción en su página web es inmejorable. Igualmente, sí os podemos decir que se os ha encargado investigar los extraños sucesos que ocurren en la casa recién heredada de Mínimo, vuestro anfitrión. También os podemos decir que, a medida que avancéis en el juego, esta se irá complicando y tomará unos giros argumentales inesperados que os harán disfrutarla a tope. 

INMERSIÓN

Esta fantástica trama viene introducida desde el minuto cero por el genial Game Master, quien ya os recibirá metido en un carismático personaje que seguro que se ganará un hueco en vuestro corazón escapista. Su presentación es de las más divertidas que hemos vivido nunca, ya que tiene la habilidad de jugar con vosotros y hacer de vuestra experiencia algo totalmente único y personalizado.

Una vez explicado todo, entráis por fin en la sala. La ambientación, aunque nos gustó, nos generó sentimientos algo encontrados. Por una parte, estaba muy currada y tenía detalles muy cuidados (entre ellos, por cierto, la luz). Por otra, no siempre quedaba claro qué habitación de la casa intentaban representar. Aunque cada rincón tiene el carisma que caracteriza a Action House. 

JUEGO

 Eso sí, los puzles, mezcla entre tradicionales mecanismos, estaban muy bien integrados dentro de los elementos de la sala. Hay varios que están MUY disimulados en el entorno, ya os avisamos.

El juego presenta un esquema jugable a caballo entre lineal y no lineal, así que vais a tener varios momentos en los que todos estéis haciendo algo diferente, ayudando así a dotar a la sala de una mejor sensación de fluidez, y otros momentos en los que, u os centráis todos en un enigma en concreto o no avanzáis.

Finalmente, si hay algo que destacamos es la de las formas que había de recibir pistas. Se podría decir que las hay de dos tipos: las que tienen preparadas de antemano (que son las que vienen súper variadas, ya que literalmente cada vez se os da de una forma) y las que hay que improvisar por las circunstancias de la partida. En este último caso, sois vosotros las que las pedís, para lo cual tendréis que llamar por teléfono a alguien… ¡pero no decimos a quién!

CONCLUSIÓN

En definitiva, la sala Un caso perdido es una visita obligatoria si vais a Madrid. Recomendada tanto para expertos como para noveles, lo más importante es que os dejéis llevar y viváis la sala al 100 %. El acting es una pieza clave, por lo que si no interactuáis con los personajes que os encontráis y no os metéis en el papel, os estaréis perdiendo una parte importante del juego. ¡Dejad la timidez tras la puerta y disfrutad!

Foto de «Un caso perdido» (nueva versión: «más perdido que nunca») de Action House (Madrid)

NOTA MEDIA

9,13

Otros jugadores opinan:

Calle Luis Vives 6, 28002, Madrid
www.actionhouse.es
info@actionhouse.es
640 25 24 45

 

Transporte público:   Tenéis pegadas las paradas de metro de Prosperidad (línea 4) y Cruz del Rayo (línea 9), además de las líneas de autobuses 1, 9, 29, 52, 73 y N2 (nocturno).

Aparcamiento: La sala se encuentra en pleno barrio de Prosperidad. No nos pareció una zona en la que fuera fácil aparcar, aunque desde luego las hay peores.

Ir al contenido