Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

Tal y como prometimos en nuestra entrada de ¡Aperturas!, aquí os traemos nuestra reseña de la nueva sala de escape «La desaparición del profesor» de La Cronosfera en Madrid.

Si os habéis paseado por su página web, podréis observar que la Agencia tiene pensado abrir más aventuras. De hecho, al acabar la escape room nos invitarán a rellenar un formulario y una de las preguntas es «¿de qué temática te gustaría que fuese nuestra siguiente sala?». Suena prometedor.

60

MINUTOS

1-6

JUGADORES

GÉNERO

género sobrenatural

DIFICULTAD

Dificultad 4

4 SOBRE 5

TERROR

nivel 0 terror

0 SOBRE 5

HISTORIA

La Cronosfera es una agencia temporal cuyo cometido es asegurar que el tiempo se mantiene como es. Si encuentran una desviación en una línea temporal, mandarán a sus agentes a restaurarla. Y ese es nuestro papel. Acabamos de salir de la academia y nos encomiendan restaurar la línea temporal LC-8/21.

El profesor Maimónides, un agente de la agencia en los años 20, ha desaparecido. Nuestra misión es viajar en el tiempo a su casa y descubrir qué ha sucedido. La sala os va a sorprender, por eso de que va a ir avanzando según jugáis.

INMERSIÓN

Antes de entrar nos fijamos en que la sala tiene una pegatina que indica que es un espacio seguro LGTBI, lo que nos encantó. El caso es que la inmersión comienza nada más entrar.

«La desaparición dle profesor» de la Cronosfera Madrid es una sala decorada desde que se entra, aunque es verdad que el decorado es más notorio dentro del propio juego. Nos recibe un vídeo que mezcla muchos estilos que nos encantan: Bioshock, Ministerio del Tiempo, Mansiones de la Locura y algunos easter eggs de otras sagas, ¡atentos a todos! Se nos cuenta a qué hemos venido y a qué se dedica Cronosfera, además de introducirnos a un personaje para explicarnos las reglas del juego. En total vais a estar un buen rato en la recepción, pero no os preocupéis, porque, entre el vídeo y las reglas, os dejarán cinco minutos para visitar el baño y dejar vuestras pertenencias en una taquilla. Consejo: visitad el baño, ¡mola!

Con todo hecho, pasamos a viajar en el tiempo. Aunque la ambientación comienza desde la sala de espera, es aquí donde empieza a cobrar fuerza. Tras retroceder al pasado, entraremos en casa de Maimónides. La decoración está muy cuidada, los muebles son, o bien realmente antiguos, o bien fabricados de tal forma que no vais a notar la diferencia. Tiene muchos detalles fabricados a mano y muy bien logrados, así que creemos que en este apartado la sala os va a gustar un montón. Además, tanto la música como ciertos eventos que se desarrollan durante el juego van a contribuir a mejorar aún más la experiencia.

El game master. En «La desaparición del profesor» de la Cronosfera Madrid su papel no es tan evidente como en otras salas de escape. No le veremos en persona y no nos hablará personalmente. Pero se va a encargar de controlar los tiempos de juego, lanzar las pistas y hacer avanzar la historia. Incluso nos dará un empujoncito en la dirección adecuada de manera sutil si lo ve necesario. Tras acabar el juego sí que los conocimos en persona. Nos ofrecieron una bebida y charlamos con ellos largo y tendido sobre su sala. Solo os podemos decir que le ponen mucha ilusión a lo que hacen, y se nota en su juego.

JUEGO

Los juegos tienen dificultad por encima de lo normal. Además, vais a poder elegir entre nivel agente de campo (normal) y nivel descenso a la locura (difícil). Este último os lo recomendamos solo si sois jugadores experimentados, pues añade varios pasos a los puzles que realmente les incrementa la dificultad. En nivel normal nos resultó desafiante en el buen sentido, nos sobraron solo nueve minutos. Pero el equipo que iba antes de nosotros y que han jugado también muchas salas eligió el nivel difícil y tuvieron que sudar y multiplicarse para salir con el tiempo justo o incluso algo por encima de los 60. En cualquier caso, son puzles satisfactorios, bien pensados y que os van a dejar buen sabor de boca. Como dato, juntan lo tradicional con algún mecanismo.

El tema fluidez es relativo, depende del nivel de juego elegido y del número de perasonas. Por nuestra parte, os podemos contar que hay que dividir el trabajo desde el principio y buscar bien, porque hay algún objeto escondido a simple vista (nada de mover muebles, que nos conocemos). Hay un puzle que os va a entretener un poco, pero es un clásico y la forma de llegar a él está tan bien hilada que no os importará dedicarle algo más de tiempo. En nivel difícil, según nos han contado, al incrementarse la dificultad de los puzles, la fluidez se ve un poco afectada y vais a perder algo más de tiempo en algunas cosas.

Las pistas se nos proporcionan mediante un teléfono antiguo, donde escucharemos grabaciones de un personaje del juego que nos irá haciendo avanzar en la historia y nos dará la pista adecuada. La verdad es que estas grabaciones están muy bien, porque se han currado efectos sonoros y todo. Lo malo es que, al ser un teléfono, solo puede ser escuchada por un jugador, que tendrá que transmitirle la información al resto. Además, siempre que queráis pista tendréis que volver a este teléfono, solo hay uno. Pero, por otro lado, en los años 20 lo mismo no se llevaba eso de tener varios teléfonos en casa, ¿no?

CONCLUSIÓN

Para finalizar, y a modo de resumen, «La desaparición del profesor» de La Cronosfera Madrid es una sala que sorprende y merece la pena probar. Tiene un nivel de dificultad medio-alto y, sobre todo, podréis encontrar en ella referencias a ciertas sagas que, si reconocéis, vais a disfrutar. Está bien ambientada y la historia va a avanzar durante el juego. Recomendada a grupos de tres o cuatro jugadores.

«La desaparición del profesor» de La Cronosfera (Madrid)
«La desaparición del profesor» de La Cronosfera (Madrid)

NOTA MEDIA

8,36

Otros jugadores opinan:

Transporte público:
Metro: Tetúan (línea 1)
Bus: líneas 11, 66, 124 y N23. 

Aparcamiento: No es buena zona para aparcar, pero tenéis un par de párkings públicos a unos minutos de la sala, algo más lejos que el metro.

Ir al contenido