Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

Con La prisión de la misma empresa hecha, ya nos habíamos espabilado, así que tocaba entrar en el Búnker nuclear de The Exit. Después, aún tendríamos la suerte de jugar su sala más reciente: Infiltrados: caza al espía. Sin embargo, no queremos adelantar acontecimientos. ¿Con qué nos encontraríamos en este búnker? Os lo contamos.

60

MINUTOS

2-6

JUGADORES

GÉNERO

género laboratorio

DIFICULTAD

Dificultad 2

2,5 SOBRE 5

TERROR

nivel 0 terror

0 SOBRE 5

HISTORIA

Estamos en una situación muy estresante, una pandemia (no se nos escapa la ironía de haber hecho esta sala justamente en 2020, no). Sin embargo, en esta ocasión hay una cura, pero se encuentra en un laboratorio de máxima seguridad. Como científicos expertos en pandemias y virus, nos tocará meternos en el búnker en el que se encuentra dicho laboratorio y salvar toda Valencia (y el mundo) de este bicho. Sin embargo, no es tan sencillo. Algo que no nos esperábamos está a punto de liárnosla aún más que la pandemia. No podemos dejar que suceda.

INMERSIÓN

La introducción combina actor y vídeo. La game master, caracterizada como la científica jefa, nos recibirá y nos darás las instrucciones pertinentes. Nos hablará un poquito de la historia y las reglas de la sala, lo que se complementa con el vídeo inicial que nos ponen dentro de la sala en sí, y que nos cuenta la parte extra de la historia que no os hemos querido contar para no hacer spoiler.

A lo largo de la sala es la misma game master la que nos proporcionará el walkie-talkie para el elemento común de todas las salas por el que los jugadores se debaten en un sentimiento de amor-odio: las pistas, útiles y dadas de una forma correcta, por cierto. Y vale que últimamente lo decimos mucho, pero debemos mencionar que el walkie, aunque tenga sentido en algunas tramas, si se puede evitar, gana puntos. Su uso está demasiado extendido y acaba siendo poco original.

La ambientación es sencilla. Tenemos la decoración justa, y esto es bueno, porque nos ahorra muchos distractores. A pesar de que la sala se llama Búnker nuclear, realmente estamos en un laboratorio de biología (sí, dentro de un búnker), de modo que estará cargado sobre todo de elementos de esta temática más que de una distopía o una catástrofe.

JUEGO

Esta sala es la definición de no lineal, por lo menos al principio. De hecho, ocurre una cosa, y es que nada más entrar tendremos tal cantidad de textos que no sabremos por dónde empezar. Esto, aunque no debería ser así, puede afectar a la fluidez. En general, no nos atreveríamos a decir que es mala, pero se termina con la sensación de que podría ir mucho más ligero todo, más seguido.

Estamos en una sala clásica, así que prácticamente todos los puzles serán manuales y tendremos que buscar mucho. En conjunto, nos gustaron, nos mantuvieron en todo momento ocupados; sin embargo, lo cierto es que se hacía un poquito repetitiva, puesto que varios de los enigmas se resolvían leyendo textos. No nos importa leer un poco, especialmente si así, de paso, se avanza en la historia, pero abusar de ello puede dejar en el jugador una sensación agridulce.

CONCLUSIÓN

A pesar de todo, la verdad es que salimos todos bastante contentos del Búnker nuclear de The Exit Valencia. Es un juego clásico disfrutable, especialmente si se va con la idea de que tiene su tiempo.

Nosotros, siendo cuatro, nos desenvolvimos bastante bien y tuvimos nuestra participación a lo largo de todo lo que duró la sala, así que aconsejamos este número cuando vayáis a hacerla. El espacio es suficiente, e incluso cabría alguno más sin problema, pero ese quinto jugador puede tener momentos de no hacer nada. Sea como sea, recomendamos que la hagáis. Os gustará.

"Búnker nuclear" de The Exit (Valencia)
"Búnker nuclear" de The Exit (Valencia)

NOTA MEDIA

6,31

Otros jugadores opinan:

Carrer de Pere Bonfill, 4, y 6, 46008 Valencia
www.exitvalencia.com
theexitvalencia@gmail.com
627 445 607

Transporte público:
Bus: 28, C1

Aparcamiento:
Según el día, aunque por lo general no es fácil.

Ir al contenido