Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

Los Gatomantes somos animales sociales, ¿qué os creías? En esta ocasión era el cumpleaños de una amiga y nos juntamos 12 personas para atestar durante una hora las dos salas con las que cuenta A Maze in 60, Origen e Inframundo. Tras mucho discutir, ya que a unos nos gusta la ciencia ficción y a otros más el terror, nos decidimos por jugar Inframundo, ¡y no nos arrepentimos!

66,6

MINUTOS

2-6

JUGADORES

GÉNERO

género sobrenatural

SOBRENATURAL

DIFICULTAD

3 SOBRE 5

TERROR

nivel 3 terror

3 SOBRE 5

HISTORIA

 La historia de Inframundo consiste en que recibimos el encargo de recuperar el original de La Divina Comedia de Dante Alighieri, que, al parecer, se encuentra dentro de una cabaña en el bosque. Pero nadie se ha atrevido a entrar, ¿o acaso no somos los primeros que lo intentan? Cuentan que de la cabaña salen extraños sonidos y gritos, y no es de extrañar, porque antaño en ella habitó un terrible nigromante que se perdió para siempre en el inframundo. Bueno, no habíamos viajado hasta Boadilla para echarnos ahora atrás por unas simples cacofonías.

INMERSIÓN

Una vez en la sala, nos recibieron los game masters, un conjunto de personas de diferentes profesiones (así lo podemos ver en unas fotografías suyas que hay en la recepción), que se han juntado para crear una sala de escape genial. El grupo se dividió en dos y los Gatomantes y amigos nos encaminamos a la sala de Inframundo.

La ambientación está muy cuidada, y nada más entrar en la sala sabemos perfectamente que nos encontramos en una cabaña. Esta está aderezada con varios elementos nigrománticos, objetos que nos recuerdan al mundo del ocultismo. En esta sala os vais a llevar sustos, es nivel tres de gatito fantasma, así que mejor pensadlo antes de entrar. Os avisamos, hay actor y momentos malrolleros. Los amantes del terror se van a meter en la historia enseguida. A un grupo asustadizo le va a costar jugarla, pero se puede, ya que «solo» es nivel 3 de terror. Lo mejor, tener a alguien valiente y arrojado en el grupo.

La game master que nos llevó el juego interactuó con nosotros al principio de la partida, como os hemos contado, y luego hablará con nosotros más adelante mediante un walkie-talkie. Además hace algún papel más durante la partida. Juntando esto, creemos que cumple un muy buen papel en el juego. Eso sí, quien nos recibió y con quien hablamos después de la sala sobre nuestras impresiones fue Joao, uno de los dueños. A nuestra game master no la vimos más que durante el juego, cumpliendo así ese papel misterioso que interpreta durante la partida.

Como hemos dicho, las pistas se dan mediante un walkie-talkie que nos da la game master durante la presentación ante la cabaña. Y será ese personaje quien nos proporcione las información que necesitemos durante el juego. Creemos que el tema pistas está por ese motivo bien integrado, ya que se buscan la excusa de que es ese personaje que nos introduce en la cabaña para buscar La Divina Comedia quien se preocupa de ayudarnos a encontrarla.

JUEGO

Los puzles que nos encontramos son variados y temáticos, todo tiene que ver con el ocultismo. Hay candados y puzles físicos (rompecabezas, queremos decir), con la aparición puntual de algún mecanismo interesante. Todos, además, tienen como hilo conductor los 9 círculos del infierno de la Divina Comedia. No son demasiado difíciles y no son lineales, por lo que os tendréis que repartir el trabajo siguiendo como referencia un manuscrito.

La fluidez del juego es buena si seguís el orden de estos círculos infernales. Para ello, contaréis con un manuscrito que debéis usar si no queréis perderos. Si lo hacéis bien, creemos que no vais a necesitar pistas. Si os perdéis, pedidlas, ya que el tiempo, 66’6 minutos, es ajustado para un equipo medio. La única pega es que, al no ser lineal, vais a tener que compartir este manuscrito y, a veces, os estorbaréis.

Tras todo esto, conseguimos salir de la sala a tiempo. Nos llevamos algún susto, y hubo momentos de mal rollo. La sala nos ha encantado y recomendamos muy mucho ir a jugarla, ha sido toda una sorpresa. Lo ideal sería ir con un grupo de 4 personas, nosotros éramos 6 y nos expandimos por toda la sala, aunque también perdimos el rumbo de la partida muchas veces por no seguir el orden del juego. La foto final es también una pasada, puesto que A Maze in 60 se preocupa de editarla.

CONCLUSIÓN

Por estas fechas, A Maze in 60 celebra la apertura de su primera sala, Origen, de modo que estad atentos al blog y las redes porque os tenemos preparada alguna sorpresa con ellos. Además, A Maze in 60 se encuentra actualmente dentro de una ruta de salas de escape del sur de Madrid, Rumbo al sur, la cual esperamos completar.

NOTA MEDIA

8,63

Otros jugadores opinan:


Transporte público: 
Boadilla del Monte no tiene Metro, tiene Metro Ligero. Esto es como una suerte de tranvía que se inventó la Comunidad de Madrid para dar servicio de «Metro» a las ciudades al oeste de Madrid. Si sois unos románticos del ferrocarril, podéis coger el Metro Ligero en la estación de Metro de Colonia Jardín (línea 10), y después tomar la línea ML3 de Metro Ligero hasta Boadilla Centro. Para que os hagáis una idea, es una hora desde Sol, en el centro de Madrid. En autobús, podéis usar la línea 65.

Aparcamiento: os recomendamos ir en coche. Hay un aparcamiento gratuito a 100 metros de la sala, como indican en su web.

Ir al contenido