“Alicia Kids” / Lostroom (Madrid)

Los Gatomantes volvemos a Lostroom Madrid para embarcarnos en una aventura para todas las edades. En esta ocasión jugamos Alicia Kids con nuestros sobrinos de 3 y 7 años, ya que nunca habíamos reseñado una sala infantil. ¡Os lo contamos!

Como ya sabréis por anteriores reseñas, la ubicación de Lostroom se encuentra en el barrio de Ventas, muy cerca de la conocida plaza de toros de Madrid. Nosotros fuimos en Metro y llegamos muy bien, ya que está muy cerca de la salida de Ventas (líneas 2 y 5). Para los que prefiráis el autobús, las líneas más cercanas son la 38, 106, 110, 146, 210, N5 y N7. No hay una opción cercana de Cercanías, y si venís en coche os recomendamos ir a un parking o probar suerte por los alrededores, ya que no hay mucha opción de aparcamiento gratuito.

Al entrar nos recibió nuestra game master, que se portó bien con los niños y nos explicó en qué consistía una sala de escape. También nos contó la historia de la sala de forma sencilla y explicando todo lo que preguntásemos, ya que íbamos con niños. En general, se portó genial, y eso que ese día tenían fallos técnicos con la wi-fi y nos tuvo que guiar con el walkie-talkie. Además, supo solucionar satisfactoriamente cualquier problema que se presentara. No obstante, este apartado suspende por un tema crucial y es que… ¡no había reseteado toda la sala! Más tarde lo supo solucionar de forma original, pero es un detalle que no podemos dejar de mencionar.

La historia es muy similar a la que nos encontramos en Alicia a través del espejo, de la misma empresa. En el País de las Maravillas se ha perdido el tiempo, por lo que nuestra misión principal es recuperarlo. Además, el pobre Humpty Dumpty, el huevo, ha extraviado todas sus extremidades, de modo que tendremos que buscarlas y devolvérselas antes de que recuperemos el tiempo y terminemos nuestra misión.

Nada más entrar en la sala nos topamos con una ambientación que nos recuerda en parte a Alicia a través del espejo. Cuenta con una mezcla de elementos sencillos con algunos más elaborados, aunque repartidos de forma que hace que la sala pierda un poco de sentido, al menos al principio. Eso sí, y lo tendréis que jugar para verlo, lo mejor está conforme avanzamos en la aventura. Hemos de decir que hay una parte del decorado en la que nos lo pasamos como unos enanos, tanto grandes como pequeños, y creemos que es uno de los grandes atractivos de esta sala, algo que hace que merezca la pena jugarla.

Aunque normalmente se dan mediante altavoces, insistimos en que como no funcionaba la wi-fi ese día las pistas se nos proporcionaron a través de un walkie-talkie, y hemos de decir que tuvo mérito dárnoslas, ya que no podían vernos a través de las cámaras. No obstante, esto hizo que en ocasiones no acertasen del todo con la pista que nos daban. En cualquier caso, se trata de una sala en la que hay que hilar fino a veces con los juegos, de modo que os recomendamos pedir pistas.

Los puzles están casi siempre adaptados a los más pequeños. La impresión de nuestros sobrinos de la sala fue muy positiva (ahora nos piden más), aunque los más mayores encontramos algunos juegos confusos. La sala es casi lineal, con pocos puzles, pero son suficientes para una sala de 45 minutos. Encontraremos una mezcla de candados y juegos mecánicos. Habrá que buscar, usar la habilidad y, en ocasiones, la flexibilidad. Se trata de una sala que no puede jugar al 100% una persona mayor, por ejemplo, o con movilidad reducida. Uno de sus juegos, aunque es una pasada, no es apto para este tipo de personas.

La fluidez del juego es normal aunque hay algún puzle que, sin la habilidad adecuada, necesitará de una pista para avanzar. También nos topamos con alguna dificultad que nos frenó un poco, cierto puzle en el que había que controlar algo a distancia y a ciegas. Este se lo hicieron nuestros sobrinos y nosotros nos pusimos a otra cosa por falta de paciencia. El resto, sobre ruedas.

La sensación final del juego es buena si no tenemos en cuenta los problemas que tuvimos y que no son, ni mucho menos, la tónica normal en Lostroom. No obstante, creemos que no deberíamos haber entrado a jugar sin wi-fi, ya que esto restó calidad a la experiencia, y aparte está el tema del reseteo. También creemos que se debería ampliar la experiencia a 60 minutos, ya que cuesta lo mismo que una sala normal, o reducir su precio.

Se trata de una sala que puede jugar toda la familia. Fuimos cuatro adultos, un niño de 3 años y otro de 7 y se lo pasaron pipa. Pueden jugar niños sin adultos, pero en ese caso les acompañará en todo momento el game master dentro del juego.

Os recordamos el tema de la movilidad, no es apta para personas con movilidad reducida o muy grandes. Si os animáis a probarla, recordad que tenéis 10 euros de descuento en nuestra sección de DESCUENTOS.

Duración 45 minutos
Género: Arte y literaturaFamiliar
Nº jugadores: 3 – 8 (+6 años)
Precio: 3 p: 60 €
4 p: 80 €
5 p: 95 €
6 p: 108 €
7 p: 119 €
8 p: 136 €
Dificultad: 2 sobre 5

PUNTUACIÓN:

Alicia Kids

NOTA MEDIA: 6,80

OTROS JUGADORES OPINAN:tripadvisor 2

CONTACTO:

Calle Alejandro González, 3, Madrid, 28028
www.lostroommad.com
lostroommad@gmail.com
911 59 51 59

Alicia Kids (Lostroom Madrid).jpeg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s