Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

Hacía mucho que no visitábamos Hermético. La primera sala de su repertorio que jugamos fue Asylum, y desde entonces hemos tenido muchas ganas de volver, ya que le echamos el ojo a Inquisición, una sala totalmente de segunda generación que nos cautivaba por su temática. No fue hasta hace pocas semanas que por fin dimos el paso y, ya que estábamos, jugamos también en los siguientes días los juegos de su nuevo local: La cripta del vampiro y Asalto a la mafia (en breve reseña)

60

MINUTOS

2-5

JUGADORES

GÉNERO

género histórica

HISTÓRICA

DIFICULTAD

2 SOBRE 5

TERROR

nivel 0 terror

0 SOBRE 5

HISTORIA

La Santa Inquisición nos acusa tras descubrir entre nuestras pertenencias un libro del hereje Copérnico, que osa afirmar que es la Tierra la que gira alrededor del Sol, y no el astro rey el que lo hace alrededor de la creación de nuestro Señor. Por supuesto, esto a Torquemada no le ha gustado nada, y hemos sido encerrados en una celda durante la hora que dura nuestro juicio. Si no conseguimos salir antes de ese tiempo, seremos ajusticiados por el Tribunal. Aunque la historia queda bien explicada y el objetivo claro, echamos de menos algo más de inmersión en este punto. Unas togas quizás, o algún cambio de luz.

INMERSIÓN

Nada más entrar nos topamos con la ambientación de la prisión de la Inquisición en la que nos encierran. Sorprende bastante el gusto con el que se han elegido los colores de las sala y sus elementos, que hacen encajar todo muy bien. Han sabido esconder los detalles del local, como el techo, y cuentan con varios elementos que no nos harán olvidar en ningún momento que no hemos ido allí a pasárnoslo bien. No obstante, se trata de una decoración sencilla en la que hay un par de elementos que pueden llegar a desentonar, y quizás con un par de mejoras la inmersión terminaría de quedar redonda. Pese a todo, creíble y con buen gusto.

Hablando del game master, nos tocó jugar con Carlos, como ya hemos adelantado. Se trata de un encanto de persona y sabe llevar muy bien su juego. Hace la introducción muy clara y amena, pero es una pena que no tenga un rol en el juego o una caracterización. Tras la sala pudimos charlar con él y nos dio tan buen rollo que decidimos jugar pocos días después La cripta del vampiro Asalto a la mafia. El trato en Hermético siempre es bueno, como comprobamos en estos otros dos juegos.

JUEGO

Los puzles de Inquisición son prácticamente todos de segunda generación, es decir, mecanismos donde vuestras acciones abrirán elementos u os harán avanzar en el juego. Hay poca llave y esto resulta muy vistoso. También podemos deciros que están perfectamente integrados en la época en la que nos encontramos y que visualmente están muy bien. Pero la razón por la que no nos terminaron de convencer fue por el nivel de desgaste que presentaba alguno de ellos y también por la sensación general que nos dejaron, ya que se nos hizo algo corta la experiencia.

La fluidez es otro de los puntos que no nos gustó. Aunque el esquema lineal del juego es adecuado para una sala de estas dimensiones, y casi siempre pudimos enlazar bien todos los juegos y tuvimos algo que hacer, hubo un par de ellos que, sencillamente, nos retrasaron un montón y nos bajaron el nivel de flow. Sobre todo hay un puzle de habilidad en el que podéis estar eternamente si no usáis el truco del almendruco. Se trata de un atajo que Hermético permite, pero que tendréis que averiguar, lo cual hace que al menos podáis sacarlo por vuestros propios medios. Pero si el game master ve que lleváis mucho tiempo intentando resolverlo, os dará la pista que os conducirá a este atajo. Creemos que es un puzle que hay que quitar, es muy vistoso, pero mata la acción.

Las pistas son las clásicas en una sala madrileña del tiempo de Inquisición; una pantalla. La configuración de la sala hace que esta sea una buena opción para que todo el grupo vea la pista, además del tiempo, pero no pega nada con la época inquisitorial. Eso sí, las pistas son bastante útiles.

CONCLUSIÓN

En resumen sobre Inquisición, es una sala 2.0, de esas en las que apenas hay candados y donde un grupo de hasta 4 personas se sentirá cómodo jugando. Creemos que es ideal para iniciarse y la verdad es que tiene juegos bastante asequibles en dificultad. El trato es genial y, si os quedáis con mono, podéis jugar después su otra sala Asylum La fábrica de chocolate.

NOTA MEDIA

6,57

Otros jugadores opinan:


Transporte público:
Aunque están relativamente cerca el uno del otro, la ubicación del primero de ellos en abrir, y adonde tendréis que ir a jugar Inquisición, es la calle Larra 11, muy cerca del metro de Tribunal (líneas 1 y 10), Bilbao (líneas 1 y 4) y Alonso Martínez (líneas 4, 5, y 10). También os dejan cerca la líneas de autobús 21, 37,  40, 149 y N23.

Aparcamiento: Olvidaos del coche, aunque hay un parking cerca en la calle Barceló.

Ir al contenido