Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Álava

Alicante

Murcia

Bizkaia

Toledo

Madrid

Valencia

Málaga

Ratas de biblioteca de Action house fue una de esas salas que desde nuestro orígenes como grupo tuvimos ganas de hacer, pero cuando nos decidimos por ir, la cerraron para darle un lavado de cara, así que no ha sido hasta ahora que hemos podido hacer su versión 2.0, Vísteme despacio, que tengo prisa. ¿Valió la pena la espera? Ahora os contamos.

Debemos decir que el día que hicimos esta sala no nos limitamos a ella, así que os dejamos las reseñas de las otras salas: Caza de brujas (próximamente) y El torneo de los tres magos de The room escape (Madrid).

Ah, y por supuesto, si vais a esta sala, no podéis no pasar por Un caso perdido, su otra sala, que es otra genialidad.

60

MINUTOS

2-6

JUGADORES

GÉNERO

género robo

DIFICULTAD

Dificultad 3

3 SOBRE 5

TERROR

0 SOBRE 5

HISTORIA

Nos acaba de contratar un alto magnate de una empresa de petróleo para algo importante. Un inventor bastante peculiar ha encontrado una fuente de energía vegana muy poco saludable: el gazpacho. Para no hundir el negocio de nuestro contratista, tendremos que colarnos en la casa del inventor haciéndonos pasar por exterminadores de plagas de «Te lo mato, bien matao S.L.» y robarle el proyecto. Tarea fácil… ¿o no?

INMERSIÓN

Si por algo se caracteriza Action house es por el cuidado que tienen a la hora de crear sus historias y que tanto el game master como la ambientación vayan de la mano con esta. Por eso, el game master es fundamental para la experiencia. Desde la misma entrada os recibirá metido en el personaje del inventor y os contará toda la historia a su manera tan peculiar. Dentro de la sala, irá alternando sus roles para daros las pistas con otro personaje bastante sorprendente y el inventor para hacer avanzar la historia. En este sentido, es inmejorable.

En cuanto a la ambientación, es buena y ayuda a la inmersión y saber qué está ocurriendo en cada momento. Cada estancia está bien definida y diferenciada del resto. Sin embargo, hubo alguna cosita que nos dejó un poquito trastocados o que no terminamos de entender: algún elemento que, quizá, en la versión anterior tenía sentido, pero que en esta no encaja del todo. Además, la reforma apenas se notaba en los elementos puramente decorativos, a los que ya se les nota el paso del tiempo.  De todas formas, eso no quita que la sala tenga su curro, su mimo y nos encante.

JUEGO

Los puzles de esta sala alternan entre clásicos y mecánicos y, como buena marca de la casa, añaden algunos que tienen que ver con el roleo, es decir, para resolver algunos acertijos habrá que interactuar con el game master. Creemos que es un puntazo enorme, porque, aparte de que son un tipo de juego que no es común ver, añade una participación enorme a los personajes y al avance de la historia.

Lo que hay que tener en cuenta para estos enigmas es que solo se podrán hacer en un momento dado. Por ello, la fluidez de la sala puede tener sus altibajos si no os percatáis de qué tenéis que hacer. Si os atascáis en estos momentos, que son los más lineales, aunque la sala oscile entre lineal y no lineal, es probable que perdáis bastante tiempo.

CONCLUSIÓN

Algunos de los gatetes consiguieron hacer la primera versión de esta sala y salieron contentos. Con el lavado de cara, creemos que Action house ha ganado mucho como experiencia con Ratas de biblioteca: vísteme despacio, que tengo prisa.

Tiene puzles divertidos, mucha interacción con el game master, un giro en la historia muy curioso y, sobre todo, mucho mucho humor. Si sois de los que disfrutan las salas más allá del juego, no dudéis en ir. Aprenderéis muchos chistes malos para próximos eventos.

«Ratas de biblioteca: vísteme despacio, que tengo prisa» de Action House (Madrid)
«Ratas de biblioteca: vísteme despacio, que tengo prisa» de Action House (Madrid)

NOTA MEDIA

8,44

Otros jugadores opinan:

Logo de TripAdvisor

C. Luis Vives, 6, Local Izquierda, Puerta Morada, 28002 Madrid
https://www.actionhouse.es/es/
info@actionhouse.es
640 25 24 45

Transporte público:
Metro: Cruz del Rayo (línea 9) o Prosperidad (línea 4)
Bus: líneas 1, 9, 29, 52, 73 y N2,

Aparcamiento. Hay dos parkings públicos cerca, según la web:

Cartagena, 176 (Auditorio Nacional)
Príncipe de Vergara, 126

 

Ir al contenido