Noticias

Reseñas

Ranking

Juegos

Radio Escape

Alicante

Madrid

Málaga

Valencia

Murcia

Toledo

Ya habíamos empezado nuestra ruta veraniega por Valencia. Mientras que los más miedosos estaban con 2076: The planet destiny de Mind trips, el resto de gatos se habían hecho los valientes y habían ido a Paranoia de CodeXcape. Pero cuando terminamos con ellas, fue momento de volver a juntarnos (que por algo habíamos viajado) y meternos a hacer las dos salas de ConundrumStranger cases Psyquiatricum.

60

MINUTOS

2-6

JUGADORES

DIFICULTAD

Dificultad 1

1,5 SOBRE 5

TERROR

0 SOBRE 5

HISTORIA

Estamos en Hawkings. El pequeño de los Wayers ha desaparecido y no hay rastro alguno de qué ha podido ocurrir con él. Por otro lado, se han detectado altas frecuencias en la central eléctrica del pueblo, donde se sabe que el gobierno de Estados Unidos está metido. No estamos seguros, pero sospechamos que ambos sucesos pueden estar conectados, así que la policía de Hawkings nos ha llamado para descubrir la verdad. ¿Conseguiremos rescatar, si es que sigue vivo, al pequeño? Quién sabe…

INMERSIÓN

Desde el momento en el que el game master os recibe, empieza el juego. El personaje que toma está justificado, por lo que no es de extrañar que os cuente la historia con más detalle del que podemos contar nosotros aquí. Además, precisamente por ser quien es, será quien nos proporcione las pistas cada vez que las necesitemos a través de un walkie, cosa que ya hemos dicho otras veces que lo vemos muy manido, pero que no podemos negar que está integrado en algunas salas como esta.

Si hablamos de la ambientación, no podemos negar lo friki ochentero que resulta todo (lo decimos en el buen sentido, nos encanta todo eso). Al entrar, nos encontramos con muchos elementos de aquel entonces, de modo que la gente que creciera en esa década o simplemente sea fan de ello, disfrutará. Aun así, conforme vayamos avanzando los espacios perderán algo de «chispa»; pensamos que podría tener elementos más cuidados.

En cualquier caso, no queremos desmerecer nada. La primera impresión es muy buena y esa sensación dura bastante a lo largo de la aventura.

JUEGO

A ver, acabamos de decir que la sala conforme avanza va perdiendo chispa, y creemos que esto se debe, en parte, a la cantidad de puzles. En general, son originales, variados (puesto que tenemos sobre todo candados, pero también algún mecanismo) y se relacionan con la temática o con la época, pero nos dio la sensación de que algún puzle más ayudaría a darle más profundidad a la aventura. Nosotros tenemos la costumbre de dividirnos siempre que podemos (vamos, siempre que las salas son no lineales, como esta) para resolver todo y asegurarnos de que nos da tiempo a terminar sin que el contador llegue a cero, por lo que acortamos aún más camino y nos quedamos con cierta sensación de que nos faltaban juegos.

Creemos que esto es su talón de Aquiles, porque realmente, en líneas generales, la sala es divertida y tiene una fluidez buena. Tanto es así que, si resolvéis algunos enigmas demasiado pronto, quizá os toque esperar mientras el resto termina sus tareas.

CONCLUSIÓN

No vamos a engañaros, nosotros nos lo pasamos como enanos en esta sala. Si os gusta el frikismo y la década de los 80, estáis tardando en reunir a vuestro grupo. Y, si sois novatos, no dudéis en iniciaros con Stranger cases de Conundrum. A pesar de que tiene algunos puntos de mejora, estamos seguros de que sabréis disfrutar y engancharos al mundillo escapista con esta sala.

Recomendamos, como mucho, cuatro personas, tanto por el número de puzles como por espacio. Aun así, por supuesto, vosotros decidís. El caso es que recomendamos que juguéis esta sala y su compañera Psyquiatricum. Os gustarán.

"Stranger cases" de Conundrum (Valencia)
"Stranger cases" de Conundrum (Valencia)

NOTA MEDIA

6,84

Otros jugadores opinan:

Carrer de la Ciutat de Mula, 20, 46021 Valencia
www.escapeconundrum.com
reservas@escapeconundrum.com
645 40 93 26

Transporte público:
Bus: líneas 18, 89 y 90

Aparcamiento:
Bastante difícil. Aconsejamos ir con tiempo o ir a un párking de pago.

Ir al contenido